La lucha internacional contra el capitalismo y por el socialismo

Miles de jóvenes y activistas han venido a Caracas a atender el Foro Social Mundial para discutir los eventos mundiales y la lucha en contra del capitalismo. El propósito de este evento es discutir como luchar para cambiar la sociedad y romper con un sistema que no trae nada mas que pobreza y guerra, como luchar por el socialismo que es la única alternativa viable al imperialismo y al capitalismo.

El Capitalismo Global y el Imperialismo han incrementado la pobreza y la explotación a niveles sin precedencia. De acuerdo con la ONU, la horrorosa verdad es que 222 millones de personas - 43% de la población de América Latina - son pobres, con 96 millones - casi una de cada cinco - viviendo con menos de $1 dll. al día. Mientras que los políticos capitalistas hipócritamente prometen acabar la guerra y el hambre el principal poder Imperialista, los Estados Unidos de América, gasto mas de $ 455 billones en armamento en el 2004 mientras 37 millones de su propia población son pobres.

Vivimos en una época de polarizacion sin precedentes entre pobres y ricos. Aun en las naciones capitalistas mas industrializadas los trabajadores se están enfrentando al desempleo, pensiones menores y cortes de salarios mientras los súper billonarios, quienes realmente dirigen la sociedad, han atesorado mas dinero que nunca. La riqueza de Bill Gates, el americano propietario de Microsoft, aumenta por $50 millones al día mientras que casi la mitad de la población mundial tiene que sobrevivir con menos de $ 2 dlls. Al día.

El caos, crisis y desorden del capitalismo global y el imperialismo aumentan y es mas evidente cada día que pasa. Como resultado, en todo el mundo, grandes masas de población están revelándose en oposición al neo-liberalismo; privatizaciones y políticas capitalistas en general. Las multitudes en América Latina están en revueltas en contra del neo-liberalismo y los efectos de las privatizaciones y las políticas económicas del capitalismo.

Los magníficos levantamientos de las masas en Bolivia exigiendo la nacionalización del gas y otros recursos, la huelga de los trabajadores petroleros y la comunidad local en Sucumbios y Orellana, las provincias amazónicas en Ecuador, en las dos ultimas semanas de agosto y la movilización en contra de la Cumbre de las Americas en Mar de la Plata, Argentina, muestran los ánimos desarrollándose entre los trabajadores, campesinos y jóvenes a través del continente.

En Europa los políticos capitalistas y el sistema sufrieron un gran contratiempo por el voto de la clase trabajadora de Francia y Holanda para rechazar la propuesta constitución neo-liberal de la UE. Este fue un voto de la clase trabajadora en estos países en contra de los políticos capitalistas y las políticas neo-liberales que ellos defienden. En Bélgica dos huelgas generales tomaron lugar en contra de la reforma de pensiones propuesta por el gobierno mientras que en Francia los jóvenes se amotinaron en los suburbios pobres en respuesta a la represión, racismo y pobreza. Los motines duraron tres días y llegaron a 300 ciudades antes de ser aplacados por la fuerte represión y la intervención policíaca. Se declaro un estado de emergencia por tres meses. Toques de queda fueron implementados en 30 distritos. Esto es en la Francia "democrática".

Las clases capitalistas de Europa enfrentan una continua crisis de liderazgo política. La nueva gran coalición en Alemania - liderada por Angela Merkel de la Unión Demócrata Cristiana junto con el ex-social partido democrático SPD - es una coalición de perdedores, el SPD logro los peores resultados en 40 años y la UDC obtuvo los peores resultados desde 1949. Los dos han formado ahora una Gran coalición en contra de los trabajadores. El único partido ganador en las elecciones fue un nuevo partido radical de izquierda, el Linkspartei, que logro el 8.7% de los votos, ganando 54 lugares en el parlamento. En Alemania el capitalismo encara su peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial. El desempleo oficial se acerca al 12% de la fuerza trabajadora.

El huracán Katrina expuso la completa bancarrota del capitalismo americano y la vil realidad del racismo, opresión y el golfo entre los pobres y ricos del estado mas poderoso de la tierra. El mundo entero pudo ver que el único superpoder del mundo no era capaz de proteger a su propia población al enfrentarse a un desastre natural.

George Bush ha visto su popularidad en caída libre como resultado de sus torres gemelas, Katrina y la catástrofe de la guerra de Irak. La ‘autoridad’ de Bush se ha derretido con la muerte de 2,100 militares y mas de 30,000 heridos. 60% de la población americana ahora considera que fue una ‘equivocación’ y un ‘error’ invadir Irak.

Cada día salen a la luz mas testigos del intento criminal del imperialismo americano en Irak. USA detendrá el fondo de ‘reconstrucción iraquí’ al final del año, retirando $18 billones de la infraestructura de reconstrucción de lo que fue destruido por la invasión americana en el país. Bush, y su aliado internacional mas cercano el Primer Ministro Británico Tony Blair, entraron a la guerra con una mentira, alegando la existencia de Armas de Destrucción Masiva. Ocuparon el territorio con una mentira, la reconstrucción de la infraestructura de Irak y de su democracia, y en el futuro van a buscar respaldar su presencia armada en el país con una mentira, la así llamada independencia de Irak del Imperialismo y un Irak para los iraquíes.

La verdad, por supuesto, es que USA y el Imperialismo Británico fueron a la guerra para obtener el control sobre el tercer productor mundial de petróleo y sus grandiosas reservas no explotados.

El capitalismo en el mundo esta confundido. Existe un incremente conflicto entre los varios poderes imperialistas sobre comercio y esferas de influencia política. Esto se esta volviendo notablemente agudo en Asia donde China, Japón y EUA están encontrando crecientes conflictos de intereses entre ellos.

Es tiempo de derrocar el capitalismo e imperialismo y construir un nuevo mundo. La única alternativa al capitalismo e imperialismo es pelear por un socialismo internacional.

El CWI es una organización revolucionaria internacional socialista que lucha por construir partidos revolucionarios de trabajadores, jóvenes y aquellos que están siendo explotados por el capitalismo y que lucharan por un programa revolucionario socialista con la meta de construir el socialismo internacionalmente.

América Latina en rebelión

Los levantamientos en Ecuador y Bolivia, y la subsecuente elección de Evo Morales en el último país, junto con los procesos revolucionarios llevándose a cabo en Venezuela marcan un momento crucial en las luchas de las masas a través del continente. Abrumadoramente, las masas de la población de América Latina han rechazado el neo-liberalismo y están nuevamente buscando por una alternativa al capitalismo.

La idea del socialismo esta nuevamente surgiendo en América Latina, prominentemente en Venezuela. En Brasil las políticas pro-capitalistas de Lula han resultado en la formación de un nuevo partido - P-SOL que apoya la lucha por el socialismo como una alternativa del capitalismo. Este partido tiene importantes posibilidades de desarrollo en los próximos meses y años. Es una iniciativa que tiene lecciones que necesitan ser aplicadas en otros países en donde la clase trabajadora no tiene partidos independientes y luchadores u organizaciones que las representen.

Ninguna confianza en los representantes capitalistas

Las políticas del neo-liberalismo con las devastadores consecuencias de privatización y otras políticas pro-capitalistas han sido exigidas por el imperialismo y voluntariamente llevadas a cabo por la clase capitalista de América Latina. No existe una ala progresiva de la clase capitalista que pueda defender los intereses de las clase trabajadora. Los Nacionalistas radicales como Kirchner en Argentina, mientras son empujados por movimientos sociales a adoptar radicales políticas populistas al final apoyan al capitalismo como lo demuestran las medidas de Kirchner en contra de una parte del movimiento de piqueteros. La clase trabajadora y todos aquellos explotados por el capitalismo no pueden confiar en ninguno de esos representantes del capitalismo.Brasil, Uruguay y otros países han visto la elección de gobiernos de ‘izquierda’. Esas elecciones han reflejado la oposición a las políticas neo-liberales de 1980’s y 1990’s. Los partidos políticos capitalistas antiguamente establecidos han sido derrocados. Lula en Brasil y mas recientemente Tabaré Vázquez en Uruguay fueron electos en protesta al las políticas neo-liberales pro-capitalistas de los gobiernos precedentes.

Infortunadamente, una vez en el poder, ambos, Lula y Vázquez y otros gobiernos semejantes han adoptado el capitalismo y procedido ha implementar medidas pro-capitalistas neo-liberales. Esto es una advertencia a la clase trabajadora en otros países de América Latina. Los líderes izquierdistas que rehúsen romper con el capitalismo se convertirán rápidamente en los nuevos vasallos del capitalismo y el sistema. El gobierno de Lula se ha visto envuelto en uno de los mas grandes escándalos de corrupción en la historia de Brasil probando que ha llegado a ser como los otros partidos del capitalismo.

En Bolivia, el tremendo movimiento de trabajadores y campesinos, con los indígenas Aymará jugando el rol principal, ha derrocado al segundo Presidente en dos años y pavimentado el camino para la reciente elección de Evo Morales.

La lucha de los indígenas a través de América Latina es de crucial importancia. La defensa de la cultura, idioma y derechos democráticos nacionales de todos los indígenas es una parte crucial del programa defendido por el CWI.

Evo Morales, líder de MAS (Movimiento al Socialismo), es el primer presidente boliviano indígena y hay amplias esperanzas de que tomara acciones decisivas para defender a los oprimidos en la afligida por la pobreza Bolivia. La nacionalización de los hidrocarburos es uno de los asuntos claves que encara la presidencia de Morales.

Las elecciones del pasado Diciembre se llevaron a cabo como resultado de una tremenda movilización de trabajadores y campesinos. Bolivia estuvo paralizada por mas de dos semanas en el 2005 cuando las principales ciudades fueron cerradas por barricadas de trabajadores y campesinos.

Siguiendo a la resignación de Mesa la elite política estaba tan aterrorizada de las protestas masivas que tuvieron que convocar al congreso en Sucre en lugar de La Paz. Este movimiento asumió un carácter semi-insurreccional. Se dio una situación que los Marxistas analizarían como conteniendo importantes elementos de ‘poder dual’. Lo que quiere decir que el régimen establecido es paralizado e incapaz de actuar pero un poder alternativo - dirigido por la clase trabajadora y los campesinos pobres - no ha tomando la dirección de la sociedad. Tal situación no puede durar indefinidamente. O los trabajadores toman la dirección de la sociedad o los dirigentes capitalistas la retomaran.

La amenaza de guerra civil

El poder del movimiento fue tal que la extrema derecha estaba planeando declarar un estado de emergencia y el uso de las armas para recobrar el poder. Tal paso hubiese sido una inmensa provocación y de atentarse hubiese llevado a el país aun mas cerca de una guerra civil. Temiendo este desarrollo la clase reinante se retracto al borde de la guerra, designo al antiguo Presidente de la Suprema Corte, Eduardo Rodríguez, y anuncio elecciones. Esto era un claro atento de recobrar el poder de la situación y dispersar el movimiento de las masas. Morales en ese momento abandono la demanda de la nacionalización de los hidrocarburos en un atento de llegar a un acuerdo con los representantes del capitalismo. Durante la campaña electoral fue forzado a apoyar las demandas de la clase trabajadora por la nacionalización.

Morales esta ahora bajo una gran presión por parte de las masas para nacionalizar los recursos energéticos del país. La Confederación de Sindicatos Bolivianos, la COB, ha dado un ultimátum al gobierno; implementar el programa electoral, incluyendo la nacionalización de los recursos energéticos, o las protestas masivas callejeras reiniciaran en tres meses.

Los primeros signos del curso político del gobierno de Morales apuntan a un zigzagueo entre las demandas de la calle y las demandas del capitalismo. Al mismo tiempo que anuncio un recorte del 50% para el y su gabinete Morales ha ofrecido apoyo a la oferta internacional de la mina de Hierro El Mútun, cerca de la frontera con Brasil. Durante una visita a Santa Cruz en la primera semana después de las elecciones Morales trato de complacer a los lideres de negocios locales y fue citado por el Financial Times londinense (281205) "No quiero lastimar a nadie, no quiero expropiar o confiscar ningún bien, quiero aprender de los negociantes."

Esta es una advertencia a las masas. No puede haber solución a la crisis social y a la pobreza masiva en las bases del apaciguamiento del capitalismo. Si Morales opta por un acuerdo con la elite y el imperialismo es la mayoría de la población - los pobres trabajadores, campesinos e indígenas - quienes están pagando con su sangre por el enriquecimiento de la elite local e internacional. La desesperada pobreza esta llevando repetidamente a las masas a tomar el camino de la lucha en protesta contra la miseria que están obligados a sufrir bajo el capitalismo. Esta aparentemente implacable determinación de luchar ha surgido en Ecuador y otros países de América Latina. No se excluye sin embargo que en vista de las movilizaciones masivas la elite dominante en Bolivia tendrá que estar de acuerdo con la nacionalización de los recursos de gas para detener el desarrollo de más movimientos revolucionarios.

La necesidad de un programa socialista revolucionario

Los dramáticos sucesos en Bolivia ilustran la necesidad de un programa revolucionario socialista. Tal programa, junto con un partido revolucionario socialista masivo, permitirá a las masas derrocar a la clase capitalista y establecer un gobierno de trabajadores y campesinos. Existe también una urgente necesidad de que la revolución Venezolana adopte este camino.

Un fracaso en el rompimiento con el capitalismo significara la continuación de la explotación capitalista y la miseria. En cierto momento también permitirá a la clase capitalista en Venezuela, Bolivia, Ecuador y otros países preparar el terreno y contar-atacar. Esto puede tomar la forma de un golpe militar, como en chile en 1973, o una ‘sigilosa contra-revolución’. La ausencia de una revolución socialista en Bolivia podría incluso resultar en la desintegración y posible rompimiento del país. La oligarquía rica que esta concentrada en la parte sureste del país, rica en gas y petróleo, cerca de Santa Cruz, esta demandando mayor autonomía y podría atentar tomar los ricos depósitos y separarse del resto del país. Evo Morales accedió a las exigencias de la elite de Santa Cruz de un referéndum sobre mayor autonomía en Julio 2006.

Durante los recientes movimientos el COB declaro que estaba estableciendo un ‘Comando Revolucionario Popular’ para unir a todos los sindicatos, movimientos populares, organizaciones políticas y estudiantiles alrededor de una "estrategia de poder de los trabajadores, campesinos y las capas empobrecidas de la clase media". Esta audaz declaración sin embargo necesita ser trasladada en acciones e iniciativas concretas.

Comités locales en cada lugar de trabajo, universidad, barrio pobre y otras áreas relevantes necesitan ser electos. Asambleas colectivas necesitan tomar lugar para elegir delegados de esos cuerpos. Esto se necesita enlazar por distritos, ciudades, regiones y a nivel nacional. Delegados de esos cuerpos deben ser electos y sujetos a retiro inmediato y entregar reportes regulares en las asambleas colectivas. En el centro de la lucha en Bolivia, en El Alto, la Federación de Juntas Vecinales de El Alto tomo importantes pasos para establecer esos cuerpos a nivel de ciudad. Esos pasos necesitan reforzarse y repetirse a través del país. Una de las tareas de esos comités es la de establecer fuerzas armadas de defensa de trabajadores y campesinos.

Es urgente que el movimiento se acerque a los soldados de tropa para ganar su apoyo y elegir comités de soldados de tropa que se enlacen con el resto del movimiento masivo. Tales pasos pueden desgarrar la maquinaria capitalista del estado y ganar grandes porciones de ella para el movimiento revolucionario colectivo.

Estos cuerpo necesitan también tomar los pasos necesarios para establecer una milicia armada de trabajadores y campesinos que defienda al movimiento de las amenazas de reacción y de los matones paramilitares de la elite rica que son usados actualmente por la clase dominante en Colombia.

Tal fuerza podría ser establecida para organizar y unificar el movimiento de masas y también proveer la base en la que un nuevo gobierno de la clase trabajadora, campesinos e indígenas podría establecerse.

Un gobierno de trabajadores y campesinos podría entonces tomar los pasos para derrocar al capitalismo y al feudalismo. Esto podría incluir la nacionalización del gas y las compañías petroleras y todas las grandes compañías, bancos e instituciones financieras pertenecientes a las compañías imperialistas extranjeras y aquellas pertenecientes a la clase capitalista boliviana. Un programa de reforma de la tierra para asistir a los campesinos mas pobres seria también un elemento crucial de tal programa revolucionario socialista. Junto con la introducción de un programa democrático de trabajadores de control y administración esto permitiría la introducción de un programa de emergencia para planear la reconstrucción del país en los intereses de aquellos que están actualmente siendo explotados por el capitalismo.

La revolución Venezolana debe derrocar el capitalismo

Los movimientos de masas que han estremecido Bolivia, Ecuador y otros países están influenciados por la revolución desarrollándose en Venezuela. Estos eventos han empezado a atraer la atención de las clases trabajadoras y jóvenes internacionalmente. El gobierno populista radical de Hugo Chávez, quien fue llevado al poder por las masas Venezolanas, ha implementado importantes reformas sociales, especialmente en salud y educación.

Mas de tres millones adicionales de personas han cursado primaria y secundaria. 3,200 nuevas escuelas se han abierto. Mas de un millón de personas se han sacado del analfabetismo. A través del Plan Barrios Adentro un millón de personas en tan solo Caracas ahora tienen acceso a atención medica - ayudados por el despliegue de 20,000 médicos cubanos.

Estas y otras reformas no son pequeños logros y son marcadamente distintivos de los viciosos ataques en el estándar de vida y contra reformas que todos los otros gobiernos de América Latina han introducido. El CIT da la bienvenida y apoya estas reformas.

El radical gobierno populista de Hugo Chávez ha sido una constante fuente de irritación al imperialismo americano quien ha apoyado esfuerzos para derrocar su gobierno en numerosas ocasiones. Incluyendo el intento de golpe de estado en Abril 2002, el bloqueo en 2002/03 y el referéndum. Todos estos atentados a la contra revolución, y otros, han sido derrotados por la espontánea movilización de las masas. Los trabajadores, pobres urbanos y la juventud han mostrado tremenda determinación y audacia.

La revolucionaria movilización de las masas en Venezuela ha puesto mayor presión en el gobierno de Hugo Chávez que ahora ha llegado tan lejos como para declarar que el ‘tercer camino’ que intentó fue una ‘farsa’ y que la alternativa al capitalismo es el socialismo. La cuestión de la necesidad del socialismo como una alternativa a el capitalismo esta ahora surgiendo como un aspecto crucial del debate relacionado con el desarrollo de la revolución.

La demanda por la nacionalización de los recursos petroleros y el gas en Bolivia y el surgimiento de la idea de socialismo en la revolución Venezolana representan un desarrollo extremadamente importante en la conciencia política de los activistas entre la clase trabajadora y los jóvenes.

Sin embargo, como en Bolivia, la cuestión decisiva es como la revolución puede llevarse adelante. El defender la idea del socialismo como alternativa al el capitalismo es una buena idea pero no es suficiente. La cuestión crucial que encara el movimiento de masas es - ¿Qué programa derrocara al capitalismo y permitirá a la clase trabajadora llegar al poder e introducir políticas socialistas? Infortunadamente, Hugo Chávez no ha propuesto un programa revolucionario socialista con el que derrocar al capitalismo.

La clase trabajadora, los pobres urbanos, los campesinos pobres y todos aquellos explotados por el capitalismo necesitan estar organizados con sus propias organizaciones independientes, un partido y un programa revolucionario socialista. Una revolución socialista no puede llevarse a cabo con lo anterior. Requiere la organización consiente de la clase trabajadora con su propio programa para derrotar al capitalismo.

Existen indudablemente secciones significativas del aparato de gobierno y secciones burocráticas en el movimiento en Venezuela que quieren detener la revolución. Ellos quieren tratar y hacer las paces con el capitalismo e imperialismo.

Control y dirección obrera

Para vencer esos elementos y llevar mas lejos la revolución la clase trabajadora, los pobres de la ciudad, jóvenes y campesinos necesitan tomar sus propias iniciativas. Se necesita que un comité de trabajadores sea electo en todos los emplazamientos laborales. Tales comités necesitan ser electos y todos los miembros ser sujetos al derecho de ser retirados. Estos comités necesitan establecer un sistema de control de trabajadores día a día, en cada fábrica, oficina o emplazamiento laboral. Estos comités necesitan estar ligados a nivel urbano, regional y nacional.

Aun cuando importantes elementos de esto ya existen en algunos emplazamientos laborales, incluyendo en Venepal los intentos de sabotaje por los gerentes y empleados solo pueden ser revisados por los comités de trabajadores asumiendo el control todos los días en las fábricas. Los trabajadores, trabajando a través de las asambleas generales y consejos en el sitio de trabajo, debiesen tener completo acceso a los libros y a todos los ‘secretos’ de las fábricas, industrias completas y la economía nacional por completo. Así los trabajadores pueden empezar a descubrir la porción real de la economía nacional de la que se han apropiado individuos capitalistas, fondos y explotadores. El calculo del mas elemental plan de producción nacional desde el punto de vista de los explotados es imposible sin el control de los trabajadores, esto es, sin exponer todos los métodos, abiertos y escondidos, de la economía capitalista. En ese sentido el control de los trabajadores, aun bajo condiciones generales de capitalismo, puede ser una escuela para la administración de los trabajadores y la economía democráticamente planeada. Esto en el supuesto de que los trabajadores puedan asumir la administración de la industria nacionalizada. Solo si esto se lleva a cabo podrán asegurar las masas que los vastos recursos naturales del país se usaran para el beneficio de la sociedad en lugar de acabar en las cuentas bancarias de los burócratas de la elite nacional e internacional.

La nacionalización de Venepal fue un importante adelanto pero se necesita mas para derrocar al capitalismo. La amenaza de una reacción permanecerá si el capitalismo no es derrocado y un gobierno de trabajadores y campesino se establece para después nacionalizar las compañías mas importantes y las multi-nacionales que aun controlan la economía.

Amenaza de reacción

La derrota de la reacción en Venezuela se ha debido a la iniciativa y audacia de las masas. Pero la amenaza de una reacción aun permanece. La derrota de los atentados anteriores ha indudablemente desorientado y desmoralizado al ala derecha. Un significativo aumento en la recaudación de impuestos derivados del petróleo debido al alza en los precios del petróleo ha significado que el gobierno recauda ahora cinco veces más impuestos por petróleo que cuando llego al poder lo cual ha estabilizado la situación y ayudado temporalmente a Hugo Chávez. Estos hechos, también se deben a que el Imperialismo americano esta encarando un ‘estiramiento’ de sus recursos debido a su participación en la guerra Iraquí.

Sin embargo, la amenaza de una reacción permanece. Puede llegar como un golpe militar, como pasó en Chile en 1973. Es mas probable que se desarrollara durante un periodo mas prolongado y tomara una forma ‘democrática’. Esto ocurrió en Nicaragua. Los sandinistas, a pesar de haber nacionalizado los estados de Somoza, fallaron en el rompimiento con el capitalismo. La inestabilidad y sabotaje de la economía capitalista e imperialista y el apoyo americano a la ‘guerra civil’ eventualmente derribaron y agotaron a la población. Esto se llevo a cabo en un periodo de diez años pero eventualmente permitió a la reacción triunfar ‘democráticamente’ en elecciones.

Esto es una advertencia de que la revolución Venezolana estará amenazada mientras el capitalismo no sea derrocado. Aunque la coalición de Chávez ha probado ser muy popular y ha ganado casi todas las contiendas electorales se vio amenazada en estas elecciones por el aumento en el nivel de abstencionismo, lo cual es causa de preocupación. En las últimas elecciones por la Asamblea Nacional el partido MVR de Chávez gano el 68% de los votos tomando 114 de los 167 lugares. Este fue un incremento de 28 y significa que tiene las dos terceras partes necesarias para cambiar la constitución. Sin embargo, a pesar de que el Presidente Chávez convoco a una votación masiva, el nivel de abstencionismo fue del 75%, el mas alto en la historia del país.

El alto nivel de abstencionismo es una serie advertencia. Refleja parcialmente insatisfacción acerca de la burocratización y corrupción que rodean al gobierno y al estado, y la continua pobreza.

Existe una urgente necesidad de llevar la revolución mas adelante, romper con el capitalismo e introducir un plan social para poner un alto al sufrimiento de la clase trabajadora y los pobres. Las compañías nacionalizadas como Venepal y PDVSA necesitan un verdadero sistema de control por parte de los trabajadores para organizar la producción y manejo de las plantas de trabajo en una base diaria. También necesitan un plan de administración por los trabajadores para planear la producción a nivel nacional e integrar esto a un plan socialista de la economía en su totalidad.

En las industrias nacionalizadas un sistema de administración por los trabajadores puede ser introducido sobre la base de elección del consejo de compañías, tales como PDVSA que se compondría de una tercera parte de trabajadores de la industria, una tercera parte de el resto de la clase trabajadora y pobre y otra tercera parte por el gobierno de trabajadores y campesinos de tal modo que cada industria puede ser administrada como parte de un plan de economía democrático e integrado. Sobre todo se necesitan tomar urgentes medidas para combatir la corrupción y el crecimiento de la burocracia. Ningún representante electo debe ganar mas que el salario promedio de aquellos a los que representa. Todos los representantes electos deben estar sujetos a ser retirados y un sistema de rotación debe ser introducido para evitar que individuos ganen demasiado poder.

La necesidad de solidaridad internacional y socialismo

Durante una reciente visita a Venezuela el recién electo presidente de Bolivia, Evo Morales, declaro como "Bolivia se suma a la lucha anti-neoliberal y anti-imperialista de los pueblos latinoamericanos". Chávez y Morales están hablando acerca de la fundación de una alianza entre Bolivia, Cuba y Venezuela.

Esto seria bien acogido por las masas en toda América Latina y visto como un paso en la dirección correcta. El Presidente Chávez contesto a los periodistas que acusaron a Cuba, Venezuela y Bolivia de estar formando un ‘eje del mal’ "Por el contrario, el nuestro es el eje del bien, el del desarrollo pacífico de los pueblos. El otro, el que amenaza, invade y asesina es el eje de Washington y sus aliados, ése si es el verdadero eje del mal".

Es crucial que una alianza anti-imperialista establezca enlaces directos entre los movimientos revolucionarios de trabajadores a través de América Latina y movilizar apoyo para derrocar el capitalismo, estableciendo un gobierno de trabajadores y campesinos. Esta alianza anti-imperialista debería estar formada con un programa que estableciese una federación socialista compuesta de Bolivia, Cuba y Venezuela sobre la base de una democracia de trabajadores y el establecimiento de una economía socialista bajo el control y administración de los trabajadores. Esto debiese ligarse a la perspectiva de la expansión de la revolución socialista a través del continente con la meta de establecer una Federación democrática Socialista de América Latina y toda América.

La expansión de la revolución y la atracción de la clase trabajadora del resto de América Latina y aun de EUA mismo es la única forma de resistir la amenaza de reacción y sobrevivir a los intentos del Imperialismo americano y las clases capitalistas de América Latina de aislar y derrocar los regimenes de Bolivia, Cuba o Venezuela.

El gobierno Venezolano ha establecido fuertes vínculos con Cuba. En Cuba el capitalismo fue derrocado durante la revolución y un plan económico nacionalista fue introducido. La revolución Cubana y el derrocamiento del capitalismo resultaron en grandes beneficios para la población cubana. El día de hoy esto todavía se puede ver en los sistemas de salud y educación que son enormemente superiores a los existentes en cualquier otro país Latinoamericano.

El CIT apoya todos los beneficios de la revolución Cubana y se opone a cualquier amenaza de contra revolución y restauración del capitalismo. Los beneficios de la revolución Cubana pueden ser mejor defendidos por la introducción de un genuino sistema de democracia de los trabajadores. Infortunadamente, esto no ha existido sino que el plan de economía nacionalizado y la sociedad han sido dirigidos por una casta burocrática.

Un régimen genuino de democracia de los trabajadores defendería el plan de economía nacionalizada pero con un sistema de verdadera democracia de trabajadores sobre la base de la elección de todos los oficiales sujetos al derecho de retiro. Ningún oficial debería recibir mas que el salario promedio de un trabajador calificado. Se necesitan permitir sindicatos libres, con derecho a huelga. Se necesita permitir a las masa cubanas libertad de expresión política y el derecho a organizarse.

Tal sistema de democracia de los trabajadores ofrecería la mejor defensa de la revolución y fortalecería el atractivo de la idea de una revolución socialista a través del resto de América Latina. El enlace de una democracia de trabajadores de Cuba, Bolivia y Venezuela juntas en una federación democrática voluntaria podría ser el inicio de la expansión de la revolución a través del continente y un desafió al capitalismo e imperialismo. Esto podría ser el primer paso hacia la construcción de una América Latina socialista y el puente para ganar el apoyo de la población trabajadora de toda América hacia el socialismo.

El CIT esta luchando por estas ideas internacionalmente y apelamos a todos los trabajadores, jóvenes y aquellos explotados por el capitalismo a unirse a nosotros y construir una organización internacional socialista que luchara en contra del capitalismo y el imperialismo.

Lucha por el Socialismo Revolucionario

Únete al CIT

El Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT) es una organización internacional que lucha por la defensa de los intereses de las personas de la clase trabajadora y la juventud a través del mundo.

Al CIT están afiliados partidos y organizaciones en casi 40 países en todos los continentes. Nuestra sección más numerosa se encuentra en Gran Breta_a y la segunda más grande esta en Nigeria.

El capitalismo es un sistema mundial. La lucha contra el capitalismo requiere de ideas, un programa político y una organización que pueda unir a los trabajadores, armado con un programa que sea capaz de conducir la lucha para cambiar la sociedad.

Donde sea que estén nuestros miembros, jugamos parte activa en las luchas de trabajadores y jóvenes. Tenemos un importante rol en el movimiento sindical, no sólo en Europa Occidental, sino también, por ejemplo, en Pakistán. La sección Pakistaní del CIT jugo un importante papel en la heroica lucha contra la privatización de la industria pakistaní de telecomunicaciones.

Todas nuestras secciones están activamente envueltas en luchas y levantan campas para defender los intereses de la gente trabajadora. A través de este trabajo hemos ganado el apoyo en algunos países donde nuestros miembros han triunfado en las elecciones de concejos municipales, en Gran Bretaña, Alemania, Irlanda, Suecia y Australia. En Irlanda, Joe Higgins, fue elegido al parlamento como miembro de nuestro partido - el Partido Socialista.

Todos nuestros representantes públicos, como Joe, mantienen el sueldo promedio de las trabajadores en sus países y usan su posición publica como plataforma para luchar por las ideas socialistas y por las luchas de los trabajadores. Joe fue recientemente encarcelado durante un mes debido a su papel en una lucha contra los impuestos aplicados a los trabajadores. Joe y el Partido Socialista de Irlanda están envueltos en una amplia gana de luchas. Por ejemplo, ellos fueron, en cooperación can el Movimiento Socialista Democrático (CIT in Nigeria), capaces de ganar el caso de un estudiante nigeriano que había sido deportado violentamente de Irlanda.

Ellos también levantaron el problema de mas de 300 trabajadores immigrantes turcos en Irlanda - los trabajadores de la empressa Gama - que luchaban por sus salarios. Unos miserables salarios pagados por compa_ías multinacionales beneficiadas con contratos estatales fueron revelados por el Partido Socialista. Como resultado de la campa_a, los trabajadores no sólo recibieron los sueldos en dinero que se les debía, además fueron revelados otros oscuros escándalos de igual proporción.

Todos los miembros del CIT que son elegidos como dirigentes en los sindicatos o en parlamentos capitalistas, reciben sólo el sueldo promedio de un trabajador calificado, para asegurar que vivirán en las mismas condiciones de aquellos que los eligieron, a diferencia de la elite política privilegiada.

En Gran Bretaña tenemos 22 miembros elegidos en los Comité Ejecutivos de 9 sindicatos, que incluye a 5 miembros del CIT elegidos en el de UNISON, el mayor sindicato nacional can 1,3 millones de afiliados. En Irlanda fue elegido un miembro del CIT como presidente de NIPSA, el mayor sindicato del sector publico de Irlanda del Norte.

El CIT lucha por un programa revolucionario. Apoyamos los métodos y las ideas defendidas por Marx, Engels, Lenin y Trotsky. Creemos que es necesario utilizar los métodos de estos lideres revolucionarios y aplicarlos a la situación real que existe hoy y no simplemente repetirlos de manera mecánica.

El CIT se compromete a asegurar la democracia y la mayor discusión interna preservando la unidad en la acción. Creemos que es esencial para los marxistas tratar con la nueva situación en que se encuentra la clase trabajadora a nivel internacional.

Una de las tareas más importantes que enfrenta la clase trabajadora es la creación de partidos políticos que actúen por su defensa. Los antiguos partidos obreros come el PT de Brasil o el Partido Socialista chileno en América Latina, como sus contra partes en Europa - SPD en Alemania, PSOE en España o el Nuevo Laborismo de Blair en Gran Bretaña han abrazado el capitalismo y se han convertido en partidos capitalistas.

El CIT lucha para que los nuevos partidos de masas de la clase trabajadora defiendan la idea del socialismo come una alternativa al capitalismo. Por esta razón en Brasil nuestros miembros están participando en la construcción del P-SOL en Alemania estamos luchando por el WASG.

Cuando participamos en la construcción de estos nuevos partidos los miembros del CIT también luchan para ganar apoyo por un program socialista revolucionario y a su vez por construir nuestras proprias organizaciones o partidos revolucionarios.

Te llamamos a participar en la lucha por el socialismo internacional, a la construcción de una internacional socialista revolucionaria y a integrarte al CIT.

Únete al CIT, visita y contactanos a través de nuestra pagina web: www.socialistworld.net o escribe a PO Box 3688, Londres, Inglaterra E11 1YE o al teléfono 00442089888797

También puedes comunicarte con nuestras secciones en Brasil o Chile a través del correo electrónico: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. (Brasil) ; This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. (Chile)

 

Committee for a workers' International publications

p128

p248 01

p304 02

imgFooter1