Mientras la crisis del capitalismo se empeora, es vital organizarse y continuar la lucha

Todos los ingredientes políticos y económicos que hicieron de 2014 un año tan volátil continuarán y se profundizarán en 2015. En Gran Bretaña, una elección general crucial – con posibles consecuencias políticas a largo plazo – se sumará al caldo de cultivo.

Podemos predecir que los estrategas del capitalismo tendrán tan poca idea como en 2014 sobre como superar las evidentes ’deficiencias’, más bien consecuencias catastróficas, de su sistema en crisis. Lo han caracterizado como una ’gran recesión’ – evitando cuidadosamente el término ’depresión’ debido a su asociación con los años 30.

Lo que no impidió que algunos de sus portavoces, como Martin Wolf del Financial Times, describieran la situación actual como una ’depresión gestionada’. Sin embargo, ahora hablan de la ’gran frustración’.

Esto tiene el mérito, al menos, de resumir la incapacidad de los economistas capitalistas para prescribir soluciones a la crisis actual.

Seis años después del 2008 y a pesar del colosal estímulo mundial de más de 6$ trillones - igual a un tercio del producto interior bruto de los EE. UU. – de los principales bloques económicos solo los EE. UU. se encuentran en modo de ’recuperación’. Y de todos modos, es una ilusión más que una realidad, porque esta ’recuperación’ ha transcurrido sin grandes ’alegrías’ para los millones de parados y las hordas de americanos afectados por la pobreza. Las cifras de crecimiento de la ’pobreza activa’ son abrumadoras.

Y eso, a pesar del inesperado plus de la ’revolución’ del esquisto en los EE.UU. Se estima que se han generado dos millones de puestos de trabajo estadounidenses adicionales y una bonificación para motoristas de 160$ mil millones gracias a la caída de los precios del petróleo – ¡equivalente a un gran ’recorte de impuestos’ sin tener que pasar por el Congreso! Aun así, no se ha llegado a la esperada estabilidad económica y política.

¡La participación en las elecciones de mitad de período fue la más baja desde 1942! Los que apoyaron a Obama en las últimas elecciones presidenciales – los jóvenes y las minorías – lo han abandonado igual que él los abandonó a ellos, haciendo añicos sus esperanzas y aspiraciones.

La misma pobreza y discriminación racial del pasado, indicadas en Ferguson y otros lugares, han dejado una cicatriz en la sociedad estadounidense. La desigualdad y el conflicto se reflejan en todo el mundo como muestra la continua carnicería en Oriente Medio, la sangrienta guerra no declarada en Ucrania y la intensificación de las tensiones a nivel mundial.

Pobreza

En Gran Bretaña, el gobierno de Cameron es asediado por un informe condenatorio tras otro, reflejando la magnitud y la profundidad de la pobreza, una consecuencia directa del sistema que protege el gobierno de millonarios.

Le época en que la Iglesia de Inglaterra se describía como el ’partido Tory de rezo’ hace tiempo que acabó. Las conclusiones de un informe sobre la pobreza elaborado por el Arzobispo de Canterbury Justin Welby y la Iglesia de Inglaterra son sin lugar a dudas una lectura acusatoria. Según este, voluntarios han “luchado valientemente” contra un “Dunquerque social”.

Sin embargo, todavía hay un millón de ingleses que utilizan los bancos de alimentos y tras la crudeza de las cifras se encuentra una imagen de la terrible situación de los pobres: “Una mujer desempleada de Birkenhead fue llevada al hospital con desnutrición después de no haber comido durante cinco días porque no tenía dinero para comprar comida”.

Esa es mi ciudad natal, asociada durante mucho tiempo con la pobreza, incluso en el auge posterior al 1945. ¡Pero nunca se llegó en los 50, 60 o 70 a la aparición de la verdadera desnutrición!

El mismo miedo al hambre que acecha la Gran Bretaña de hoy provocó los disturbios de1932. Uno de los temas de los populares ’Juegos del Hambre’ es la manera en que el hambre y la opresión preparan el terreno para la revolución.

No es casualidad que se produzcan películas como esta en la actualidad. Tendencias similares en el cine, la música y el arte precedieron las marejadas revolucionarias de los 60 y 70: “el viento sopla primero en las copas de los árboles”.

Recientemente hemos sido testigos de cómo grandes almacenes han sido asediados en el ’Viernes negro’ para conseguir productos de bajo coste. ¡Esto es muy parecido, dada la situación social en Gran Bretaña, a las ’redadas’ para conseguir comida que han ocurrido en otros países!

Además, la periodista de The Guardian Suzanne Moore, en un comentario sobre el escandaloso estado de las viviendas en Gran Bretaña, indicó que propietarios negligentes hacen la vista gorda a techos que se desmoronan y que causan lesiones a sus inquilinos. Tuve una experiencia de primera mano sobre esto en Birkenhead en la década de los 60, cuando el techo de una habitación se derrumbó sobre mi en nuestra casa familiar, dejándome una cicatriz para toda la vida.

Esta pobreza ’moderna’ está muy extendida como muestra un informe reciente: “Una mujer en estado de embarazo avanzado y su pareja fueron encontrados con vida, sin comida, en una tienda de campaña para niños en una ciudad rica de Berkshire en mitad del invierno; y un hombre de Wirral fue aplastado hasta morir cuando un camión de basura recogió el contenedor en el que estaba hurgando comida”.

Welby dijo que le impactó más la pobreza en Gran Bretaña que la que encontró durante un viaje reciente a África porque “era muy inesperada”.

Debe llevar una vida aislada, sobre todo cuando hoy en día se puede tropezar literalmente sobre los indigentes al caminar en todas las grandes ciudades de Gran Bretaña.

El aumento de la pobreza en el Reino Unido está directamente relacionado con la fría crueldad de Osborne y Cameron, por no decir de Duncan Smith, al imponer un sistema que castiga a los pobres y reduce sus prestaciones con la vana intención de conducirlos a la búsqueda de empleos inexistentes. The Guardian informó que desde octubre de 2012, casi 850.000 personas han recibido sanciones en materia de prestaciones.

Aún así, estas criaturas tory y liberal-demócratas pretenden sorprenderse cuando son objeto de críticas.

’Canciller de Hierro’

En particular, Osborne protestó furiosamente cuando comentaristas de la BBC – actuando en esta ocasión como semi-oposición al gobierno, más que los laboristas y Miliband – aclamaron que su propuesta de recortes llevaría de nuevo a Gran Bretaña a los años 30 y a “las sombrías condiciones de vida” representadas por ’Camino a Wigan Pier’ de George Orwell. La BBC solo decía la verdad... por una vez.

Este episodio ilustra que Osborne calculó mal. Su intento de presentarse una vez más como el ’Canciller de Hierro’, preparado para infligir más castigos al pueblo británico, le explotó en plena cara. Después de cinco años de austeridad – pobreza planeada en realidad – el pueblo británico no está de humor para aceptar más de lo mismo, “recortes colosales” en palabras de sus propios amigos, el Instituto de Estudios Fiscales. Han señalado que solamente se han implementado 35£ mil millones en recortes de los 90£ mil millones requeridos por los departamentos de Whitehall.

Al igual que el informe de Geddes de la década de 1920 – que llevó a la huelga general de 1926 – este programa consiste en una austeridad sin fin, como los Socialistas han predicho desde el principio. Significa una reducción radical del Estado “a niveles de 1930 en proporción al PIB. Es un concepto fuera de lo común – que se lee como una historia fatal”, comentó correctamente Norman Smith, un periodista de la BBC. Este periodista fue rotundamente condenado por Osborne por su “exageración”.

El gobierno, a través de Osborne, ha dado aviso de nuevos ataques además de los que ya se habían producido hasta hora. Han intentado suavizar el efecto, sin éxito alguno, haciendo concesiones sobre el impuesto sobre la vivienda.

Pero el gobierno ha sido expuesto sin ninguna política para la mayoría de la población a parte de la destrucción de puestos de trabajo, servicios en el sector público y las condiciones de vida en general.

La suposición de los planes de Osborne consistía en que cualquier gasto futuro conduciendo al crecimiento no vendría del aumento de los salarios y los ingresos de la clase trabajadora.

La Oficina de Responsabilidad Presupuestaria del gobierno se refiere abiertamente a “ganancias moderadas”, el gobierno y la patronal hablan de los grandes recortes salariales y de ingresos que ya han tenido lugar.

A su vez, esto ha conducido a una caída automática de los ingresos fiscales del gobierno, lo que exige más recortes en gasto público con el fin de mantener el gasto presente.

The Observer comentó: "Hacia el final de la próxima legislatura el país habrá experimentado 18 años de pérdida de crecimiento en salarios, mientras que el 5% de los más ricos se habrá enriquecido todavía más".

Desigualdad en aumento

En Gran Bretaña y en todo el mundo está teniendo lugar una explosión de desigualdad. En la actualidad, la brecha entre ricos y pobres es tan grande que incluso la Presidenta de la Reserva Federal de los EE. UU., Janet Yellen, dice que va contra la Constitución estadounidense y los objetivos de los ’padres fundadores’.

Oxfam reveló que si el hombre más rico del mundo, Carlos Slim, de México, gastara su fortuna – acumulada mayormente a través de privatizaciones y, por lo tanto, a través del robo de la propiedad pública – al ritmo de 1$ millón al día, ¡se necesitarían 200 años para gastarlo todo!

Según las expectativas del gobierno, cualquier incremento del gasto capaz de generar el crecimiento de la ’demanda’ en Gran Bretaña, se llevará a cabo a través la explosión de la deuda de los hogares.

Se prevé llegar a un “asombroso 184% de ingresos para los hogares en 2020. Cuando en 2010 los ingresos llegaban al 170% ya se consideraban elevados. Muchos de nosotros no ganamos lo suficiente, así que continuamos endeudándonos – una cuerda floja para los torpes, que se desequilibra cuando las tasas de interés suben.” [Observer, 7 de diciembre de 2014]

Presentada con un objetivo abierto, existe la posibilidad de que hasta el New Labour y Miliband ataquen las perspectivas de austeridad sin fin del gobierno, incluso si promovieran una alternativa reformista con un programa para la creación de empleo público.

Aún así, su reacción a las declaraciones de Osborne ha demostrado que ni siquiera son reformistas con habilidad. De hecho, son reformistas sin reformas, el eje real de sus políticas son las contra-reformas.

Nuestro programa para empezar a resolver la crisis en el interés de la mayoría, la gente trabajadora, se describe regularmente en este periódico. Estamos a favor de una alternativa socialista, incluyendo reformas serias y aumentando el nivel de vida a través de políticas socialistas. Pedimos una renacionalización inmediata de las industrias privatizadas en quiebra, en particular de los servicios públicos.

El ferrocarril de la costa este que se derrumbó a causa de la privatización, fue restaurado con una situación financiara saludable mediante la nacionalización. Una vez puesto en marcha y recompuesto, fue devuelto al sector privado por la coalición.

Este es solo uno de los aspectos, del que no se oye demasiado hablar, de las ’políticas corporativas de bienestar social’ de este gobierno de millonarios. De hecho, según Aditya Chakrabortty de The Guardidan: “Las empresas británicas se quedan 85£ billones al año en subvenciones, subsidios, planes de seguros, acreedores preferentes y servicios estatales.”

La base de nuestras políticas consiste en la toma de posesión de los altos mandos de la economía, incluyendo la nacionalización democrática de los monopolios y el control estatal de los bancos y de las instituciones financieras. Esto, a su vez, permitiría que todas las entradas y salidas financieras estuvieran en manos de la clase trabajadora y de sus organizaciones.

Estas y muchas otras medidas que hemos recalcado muchas veces permitirían al movimiento de los trabajadores apoderarse de las verdaderas palancas del poder económico.

A través de un plan democrático de producción se garantizaría un gran aumento de recursos que beneficiaría a la clase trabajadora y a la clase media, la gran mayoría de la población.

‘Milibland’

Pero ninguna medida de este tipo se ha propuesto a raíz de las declaraciones de Osborne. “Yo también,” es el mantra constante de Balls y Miliband: “ Un gobierno del New Labour recortará los gastos anuales de los servicios desprotegidos hasta que el déficit sea eliminado, ha dicho el partido, endureciendo su postura sobre el endeudamiento.” [Financial Times]

Ed Miliband declaró también: “No hay camino hacia el crecimiento y la prosperidad de la clase trabajadora que no se afronte al déficit.”

A los ministros del gobierno en la sombra les declaró: “Deberíais estar haciendo planes teniendo en cuenta que el presupuesto de vuestro departamento se recortará no solo en 2015 y 2016, sino cada año hasta que consigamos nuestra promesa de equilibrar las cuentas.”

También hay decisiones ’difíciles’ que se encuentran en el punto de mira de los recortes sobre la supresión de la prestación invernal de combustible para jubilados ricos – que podrían convertirse en una referencia para más tarde poner fin por completo a la prestación para los pobres, algunos de los cuales podrían morir ya que no tienen una protección adecuada para el invierno.

Solamente el NHS, principalmente, estaría exento de los recortes directos de un gobierno laborista. De todas formas, esta ’promesa’ no es ninguna garantía. El último gobierno laborista permitió la entrada del sector privado que representa, en la presente coalición tory y liberal-demócrata, un tercio de los servicios del NHS.

La volatilidad política en Gran Bretaña hace prácticamente imposible decir quien será el vencedor de las elecciones generales de mayo o si habrá un partido con una clara ventaja. En diciembre, las encuestas primero pusieron a Labour y Tory empatados en torno al 30%. Después, le dieron al Labour una ventaja del 7%, con una mayoría segura de 80 escaños o más. ¡El número de diputados liberal-demócratas podría reducirse de su actual 57 a menos de 20!

Es imposible decir cual será el resultado, pero existe una posibilidad real de un parlamento colgado, sin un partido con mayoría absoluta. Esto, a su vez, podría llevar a una coalición, pero no hay certeza sobre que partidos podrían constituir el gobierno que resultara de este estancamiento. Esto sería una condena aplastante de Miliband, el New Labour y aquellos que sostienen este cadáver en descomposición.

El New Labour se enfrenta a la mayor crisis de su historia. Parece destinado a aferrarse a los andrajosos harapos ideológicos de la desacreditada ’social democracia’, que se hunde en el futuro en una oscuridad relativa, al igual que los partidos ’socialistas’ del Pasok en Grecia y del PSOE en España. Hasta la ministra de trabajo alemana, la socialdemócrata Andrea Nahles, está introduciendo leyes anti-sindicales contra los pequeños sindicatos en nombre del gobierno de coalición de los cristiano-demócratas de Angela Merkel. Este es un ejemplo internacional más de la podredumbre de la social democracia.

No hay ninguna base para reformas duraderas, y por lo tanto, para la social democracia, dentro del capitalismo moderno devastado por la crisis. Incluso algunos de sus partidarios de larga data, como la conocida Margaret Drabble, se han sumado a los casi cinco millones de trabajadores que han abandonado el desacreditado barco del New Labour.

El balido patético de Polly Toynbee en The Guardian para poder quedarse - “ignorad los defectos” - lo dice todo sobre la personalidad de aquellos que todavía habitan el New Labour.

No se trata solo de “defectuoso”, está más allá de la redención, una concha vacía, con trabajadores socialistas y jóvenes que lo abandonan no solo en Escocia, también en Inglaterra y Gales.

Incluso el líder laborista escocés recién elegido, el reaccionario Blairite Jim Murphy, ha dicho que durante el referéndum el New Labour no solo recibió un golpe, ¡sino que fue aporreado con un potente martillo electoral! En su primer acto, también intentó distanciarse de Miliband desesperadamente.

Están a punto de recibir aún más reveses en Escocia en las elecciones generales, donde el SNP capturará probablemente toda una franja de escaños anteriormente vinculados a los laboristas.

Elecciones

En caso de que los laboristas salieran vencedores en mayo, esto podría denegarles la mayoría operante en el Westminster, en función de su éxito en Inglaterra y Gales, lo que frenaría la capacidad de llevar a cabo su programa legislativo.

El SNP capturará probablemente una parte de los escaños, incluyendo la muy probable elección de Alex Salmond en el Westminster, llevando así a la creación de un bloque ’independiente’. Este pedirá un alto precio al New Labour por más concesiones a Escocia, posiblemente un nuevo referéndum, e incluso podría entrar en una coalición liderada por los laboristas, tratando de asegurar el objetivo de la independencia a largo plazo.

Gran Bretaña no se enfrenta a un sistema bipartidista, como en el período de la posguerra cuando el 95% de los votantes daban su apoyo a los laboristas a los tories. Desde mediados de los 70, se ha desarrollado un sistema de tres partidos con los liberales ofreciendo un hogar para los ’votos de protesta’ de los dos otros partidos principales.

Pero ahora, con el auge de UKIP y de los Verdes – los cuales tienen un 7% en las encuestas de opinión – Gran Bretaña tiene un sistema de cinco partidos, sin incluir Escocia y Gales.

Esto es solo una indicación de que las instituciones de hoy en día son disfuncionales y ya no representan la voluntad de la gente en las elecciones. Se necesita una forma democrática de representación proporcional.

En los 70 y a principios de los 80, los capitalistas británicos eran entusiastas del PR (sistema electoral proporcional). Vieron que el partido laborista había virado hacia la izquierda, con el aumento de la izquierda de Tony Benn y de The Militant Tendency – hoy el Socialist Party (CIT en Inglaterra y Gales).

Con el ejemplo de Chile en mente, tenían miedo de que un partido laborista radicalizado en Gran Bretaña pudiera llegar al poder con una minoría de votos pero con una mayoría de escaños, debido al sistema elecotral de mayoría simple.

Deseaban prevenirlo a toda a costa y consideraron introducir la representación proporcional en el Westminster, y de hecho la aplicaron en Escocia y Gales para sus parlamentos.

Pero con la expulsión de Militant y la completa neutralización del ala izquierda dentro del partido laborista, combinado con el auge del neoliberalismo caracterizado por Tony Blair, el cambio de sistema electoral se paralizó. Cuando se considera una reforma electoral, los estrategas del capital siempre lo enfocan desde el punto de vista de su propia clase.

Por la misma razón – el mejor sistema para la izquierda y los intereses de la clase trabajadora en cada fase – nosotros estamos a favor de una forma de representación democrática proporcional como el mejor medio para expresar la voluntad de les sectores más radicales de la clase trabajadora.

Si en Gran Bretaña hubiera un sistema electoral similar al de Irlanda o al del parlamento escocés, seguramente tendríamos tantos diputados como tiene el Socialist Party irlandés, con un potente y mejorado efecto político.

Tiempos interesantes

La acumulación de una oposición al gobierno conservador-demócrata, aunque odiada, conduciría en tiempos ’normales’ a una victoria laborista. Pero estos no son tiempos ’normales’. Los mismos ingredientes estaban presentes durante el referéndum escocés y lo siguen estando en las huelgas y agitaciones que se desarrollan en toda Europa.

Las masas están tratando de deshacerse de las cadenas del viejo orden. Esto se ha demostrado en las manifestaciones de masa y la desobediencia civil que tienen lugar en Irlanda sobre las tarifas sobre el agua, en las huelgas generales en Bélgica, así como en la actual agitación política en Grecia, que podría conducir a una nueva elección general y a la llegada al poder de Syriza.

También hay agitaciones en España, con la formación de Podemos en 2014, un nuevo partido de izquierda que reunió 1,6 millones de votos en las elecciones europeas.

Aunque Syriza se ha movido recientemente hacia la derecha políticamente, la clase dirigente griega está muy incómoda con la posibilidad de su llegada al poder.

Las masas en general no se estudian los programas al detalle. La llegada al gobierno de Syriza, incluso en una coalición, podría abrir las compuertas de una amargura acumulada y de una ira de clase, llevando a la oprimida clase trabajadora griega a avanzar sus demandas.

Incluso ocupaciones de fábricas, escuelas y lugares de trabajo podrían tener lugar como medio para recuperar lo que se perdió en el periodo precedente. Un escenario similar podría aparecer en España si Podemos fuera empujado a tomar el poder. En Italia, hubo una huelga general en diciembre con un apoyo masivo contra el gobierno de Renzi.

Tan explosiva es la situación subyacente que hasta la clase dirigente británica no está nada segura de que Miliband llegue al poder. Ocasionalmente, ha hecho florituras populistas radicales sobre el precio de la electricidad, los salarios, la vivienda, etc.

Así que les preocupa que la presión de las masas se desarrolle en Gran Bretaña, en caso de que se presente un gobierno Miliband que podría ir más lejos de lo que realmente se propone. ¡Por eso las arcas del partido Tory rebosan con 78£ millones de donaciones de grandes empresas!

Por lo tanto, el tema social y político del 2015 para Gran Bretaña y para el mundo será el incremento y emperoramiento de la crisis capitalista. Es vital organizarse y continuar la lucha en el plano industrial.

Pero es igualmente necesario durante este periodo pre-electoral asegurarse de que existe una alternativa electoral viable con The Trade Union and Socialist Coalition (TUSC) reuniendo todas las fuerzas que lo puedan ofrecer.

No importa el resultado de las elecciones generales en Gran Bretaña, la formación de un nuevo partido de masas de los trabajadores se está planteando. Habrá que aprovechar todas las oportunidades para el Socialist Party y el movimiento obrero para este año que comienza.

Committee for a workers' International publications

p128

p248 01

p304 02

imgFooter1