Al no poder visitar la capital de Colombia, Bogotá, por ser considerada demasiado peligrosa, Clinton tuvo que pasar su breve visita en el centro costero de Cartagena. Protegido por unos 350 agentes norteamericanos y 5.000 soldados colombianos, Clinton se entrevistó con el presidente de Colombia, Pastrana, para dar su bendición...

La recesión económica mundial gana impulso

Committee for a workers' International publications

p128

p248 01

p304 02

imgFooter1